5 preguntas que debes hacerte antes de postear en las redes sociales

5 preguntas que debes hacerte antes de postear en las redes sociales

En los inicios de las redes sociales, difícilmente nos podíamos imaginar que se despidieran empleados por los publicar un mal post en las redes sociales. Hoy, si se busca la frase “despedido por un Tweet” en Google, aparecen más de 30 millones de resultados, todos buenos ejemplos de que no hay que postear.

Es difícil dar una lista exhaustiva de lo que no hay que hacer. Con este post queremos ofrecerte una metodología que te asegure que evites posibles errores antes de postear. Es útil instaurar un proceso editorial para la creación de posts. Seguramente ya tienes un proceso para tu contenido de marketing, y la traducción a las redes sociales es fácil, así que seguramente no implicará mucho trabajo incorporar esta metodología. Si no estás familiarizado con el proceso y te parece intimidante, hemos preparado un diagrama de flujo, y junto al listado de preguntas te van a ayudar a elaborar mejor tu contenido en redes sociales.

¡Piensa antes de postear!

diagrama flujo

5 preguntas que debes hacerte antes de postear en las redes sociales

¿El post tiene valor para tus seguidores?

Ya sabes que es mejor no inundar a tu audiencia con demasiado contenido, ni tampoco fallar en las expectativas de postear muy poco. Puedes evitar ambos, si te aseguras de que tu contenido sea de alto valor para tu audiencia.

Esto es particularmente relevante cuando hay que retweetear o repostear contenido de fuera de tu compañía. Pregúntate porqué tus seguidores (y no solo tu personalmente) encontrarían el contenido interesante. Esto puede ayudarte a conseguir contenido no relacionado con tu marca, o a postear temas que no están alineados con tu audiencia.

Finalmente, la pregunta sobre si tiene valor para tu audiencia, te permite darle una nuevo ángulo a tus posts promocionales, no solo para mejorar tus ventas, sino para demostrar el valor añadido a tus clientes.

¿Este post contribuye a la misión de la red?

Ahora que ya sabes que la información aporta valor a tu audiencia y debería ser compartida, es momento de decidir cuál es el mejor canal para comunicar tu mensaje. Si ya has determinado el objetivo de cada uno de tus perfiles en las diferentes redes sociales, este paso es simple: escoge la red que mejor encaje para el post. Si por ejemplo, es una fotografía en alta calidad mostrando los compañeros de trabajo en un evento benéfico, su lugar sería Instagram; si uno de tus escritores ha encontrado un nuevo punto de vista sobre un tema de actualidad, Twitter sería el mejor lugar para empezar una conversación a tiempo real. De esta forma te aseguras de que la información que es valiosa para tus seguidores, y además te ayuda a conseguir tus objetivos de negocio.

¿El formato para el post está optimizado para la red social que has escogido?

Una vez has escogido la red donde vas a posterar, muéstralo de la mejor manera posible. Revisa el formato: pones el número de palabras óptimo? Es posible incluir una imagen de alta resolución o un video para ilustrar mejor el post? Incluyes ‘hashtags’ para tener mayor visibilidad? Añadir más activos a tu post, no solo lo va a hacer mas fácil de compartir, sino que también va a darle mayor valor; y como hemos visto anteriormente, es un factor clave.

¿La calidad de los posts es acorde a los estándares de la empresa en las redes sociales?

Para asegurarte de que tus mensajes en las redes contribuyen a alcanzar tus objetivos en las redes, es necesario que seas coherente con la información que compartes. Si tu objetivo es invertir aumentar tu presencia en canales como YouTube y Facebook, escoge temas que permitan una explicación en video, sino estás desperdiciando tus recursos en algo que difícilmente conseguirás visitas.

¿Estoy posteando a la mejor hora?

Si estás programando tus mensajes por adelantado, intenta postear en las horas que te hayan ofrecido mayores resultados. Deberías considerar factores como localización geográfica, cuando tus redes reciben el mayor número de visitas y tener un balance entre todos los canales de comunicación.

A pesar de esto, hay que ser cauteloso con los horarios: no quieres aparecer como insensible mandando Tweets fuera de hora, como muchas empresas hicieron en 2014. También es interesante monitorear a tus competidores, analiza lo que ellos postean y determina si es demasiado parecido a lo que tú vas a postear. Si es así corrígelo. Si usas una herramienta de gestión de tus cuentas en las redes, te va a ser útil que separes y monitorees el contenido de tus competidores para que ajustes las horas de publicación de tus posts.

Artículo original de Olsy Sorokina

Imagen de Jonathan Velasquez

Comunicación en Redes Sociales Social Media

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *