¿Como IoT hará evolucionar el Big Data y el Cloud Computing?

¿Como IoT hará evolucionar el Big Data y el Cloud Computing?

El Internet of Things (IoT) es una de las principales tendencias tecnológicas de este 2015 como evolución del big data y el cloud computing. En el post anterior, estuvimos hablando de las novedades a nivel de dispositivos, en este artículo hablaremos de la magia que ocurre en la nube y en los data centers. Para los que no estés familiarizados con esta terminología, el IoT consiste en conectar un montón de dispositivos inteligentes que están lanzando constantemente información que se recoge y manda a través de Internet y se analiza, normalmente, en el data center donde se produce toda la capa de inteligencia.

Según cifras de Cisco, el 99% de los objetos hoy en día no están conectados a Internet. En 2020, se prevé que haya alrededor de 37 millones de objetos inteligentes conectado a Internet lanzando información lista para recoger, procesar, analizar y tomar decisiones con ellas.

General Electric ve el IoT como “el tercer boom” después de la Revolución Industrial e Internet. “Aplicando una estrategia de Internet of Things a nuestras organizaciones podemos ser capaces de añadir de 10 a 15 trillones de dólares al PIB global. Por ejemplo, en el sector de aviación si aplicamos un 1% de optimización en el combustible que utiliza un avión, en 15 años el valor estimado será de unos 30 billones de dólares”

 Casos de éxito de la aplicación de IoT

Uno de los primeros casos de éxito dentro de la compañía Red Hat parte de un accidente de ferrocarril en Estados Unidos, donde colisionaron dos trenes. Para evitar otra tragedia, la compañía ha propuesto implementar un sistema PTC, Possitive Train Control, que permite detectar cuando dos trenes van a colisionar antes de que esto ocurra monitorizando los cables de las vías. “La palabra clave aquí es interoperable ya que en Estados Unidos cuenta con muchos fabricantes que utilizan las vías, no como España que tiene un único fabricante”.

En este caso, las tres áreas que se pueden identificar en una solución de IoT son el back office que monitoriza lo que está pasando y añade la capa de inteligencia. Además, las locomotoras que llevan un ordenador de a bordo con un dispositivo GPS que mantiene la comunicación con la central y son capaces de frenar el tren en base a una serie de condiciones y parámetros que van cambiando según va pasando el tren por la vía. Y por último, los dispositivos de monitorización que controlan las luces, los cambios de vía y de señal para evitar cualquier incidente. Red Hat es el encargado de conectar estas tres partes con sus soluciones de mensajería, “lo importante aquí es interoperable y para eso necesitamos el uso de estándares”.

Otro caso de éxito de la compañía es la solución para petrolíferas donde pusieron una serie de sensores en los pozos lanzando información a través de una solución de mensajería. Esta solución recoge la información, la traslada al centro de datos, y el data center es el encargado de identificar si hay alguna anomalía antes de que se rompan los sensores logrando que la producción de fuel nunca se detenga.

La arquitectura común a estos casos de éxito se basa en tener una capa de back office que es la encargada de aportar la inteligencia, consumir todos los datos, prepararlos para la capa de análisis de big data y recolectar todos los flujos de información que van llegando. Además, puede haber varias capas en medio donde monitoricen y prefiltren todos los mensajes que no son lo suficientemente importantes para pasar al data center. Y, por último, gestionar el flujo de comunicación end-to-end de las aplicaciones desde el data center a la capa de devices y viceversa. OpenStack estará siempre en el sector del data center cuya tendencia es tener una plataforma escalable on demand para poder captar y procesar todos esos mensajes que se lanzan constantemente en un ambiente tan distribuido.

Claves a tener en cuenta con el IoT

Uno de los temas principales es la seguridad de la información, y hay que tener en cuenta que la mensajería y enrutado sean escalables, ya que se trabaja por capas o fases, normalmente interoperables con estándares.

Otro punto importante es el procesamiento de eventos para que sólo los datos importantes lleguen al data center, esto se realiza en la capa de control. Por otro lado, el almacenamiento es también un punto clave a tener en cuenta, todo necesita almacenamiento y una solución IoT no podía ser diferente. El almacenamiento se debe dar tanto en las capas intermedias para resistir todos esos mensajes como en el data center si quiero guardar las informaciones.

Y por último, se necesitan PaaS o Platform as a Service, plataformas en cuanto a infraestructura con OpenStack que sean escalables y permitan recoger toda la demanda de mensajes que llegan de las diferentes fases. Para ello se necesita una plataforma on demand que escale conforme a las necesidades de cada usuario.

 

Big Data Cloud Computing Data Center IoT

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *